Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 16 de agosto de 2021

Mt 19, 16-22: Vende lo que tienes y sígueme

Esteban de Hungría (1038) Jue 2, 11-19: El Señor hacía surgir jueces Salmo 105: Acuérdate de mí, Señor, por amor a tu pueblo

En aquel tiempo, se acercó uno a Jesús y le preguntó: Maestro, ¿qué obras buenas debo hacer para alcanzar la vida eterna? 17Jesús le contestó: ¿Por qué me preguntas acerca de lo que es bueno? Uno solo es el bueno. Si quieres entrar en la vida guarda los mandamientos. 18El joven le pregunta: ¿Cuáles? Jesús le dijo: No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no perjurarás, 19honra al padre y a la madre, y amarás al prójimo como a ti mismo. 20El joven le dijo: Todo eso lo he cumplido, ¿qué me queda por hacer? 21Jesús le contestó: Si quieres ser perfecto, ve, vende tus bienes, dáselo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo; después sígueme. 22Al oírlo, el joven se fue triste, porque era muy rico.

Comentario

El joven, rico y anónimo, que pregunta a Jesús por la vida eterna, tal vez quería ser su discípulo, pues era un fiel cumplidor de la ley y buscaba algo más, por ello Jesús le hace una invitación clara y contundente a seguirlo. El problema surge cuando el Señor le hace una propuesta que va más allá del cumplimiento externo, es decir, dar todo lo que se es y se tiene para ponerlo al servicio del Reino. No se trata de hacer sino de una relación de amor que le dice: Sígueme. El rechazo del joven muestra que cuando estamos demasiado apegados a lo que tenemos entonces esas cosas se convierten en nuestros dueños y nosotros sus posesiones. Cuando esto sucede ellas dictarán nuestras decisiones. Cuanto más adquirimos más difícil liberarnos de ello. El gran error de poseer no consiste tanto en cuánto poseemos sino en cuán apegados estamos a lo que tenemos. Difícil pero no imposible. ¿Seremos capaces de dejarlo o dejar que se vaya cuando llegue la hora?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *