Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 15 de junio de 2021

Mt 5, 43-48: Amen a sus enemigos

Micaela, fundadora (1865) 2Cor 8, 1-9: Cristo se hizo pobre por ustedes Salmo 145: Alaba, alma mía, al Señor

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Ustedes han oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo. 44Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, oren por sus perseguidores. 45Así serán hijos de su Padre del cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos y hace llover sobre justos e injustos. 46Si ustedes aman sólo a quienes los aman, ¿qué premio merecen? También hacen lo mismo los recaudadores de impuestos. 47Si saludan sólo a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? También hacen lo mismo los paganos. 48Por tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre de ustedes que está en el cielo.

Comentario

La síntesis de la ley y los profetas que Jesús no ha venido a destruir sino a dar cumplimiento, encuentra en este texto y en todo el sermón de la montaña su verdadera plenitud. Ya no existe el prójimo como el perteneciente a mi clan, a mi tribu, a mi pueblo. Ya no basta con ser hospitalarios con huérfanos, viudas y extranjeros. Prójimo es toda persona humana en problemas, incluidos los enemigos. Ahora es un precepto abarcador donde los enemigos son sujetos de amor y perdón. Este dinamismo nuevo empieza por rezar por el perseguidor, haciendo primero en el propio corazón la paz con los enemigos antes de hacerla externa en palabras y obras. Al rezar ya hemos iniciado la nueva humanidad reconciliada, desde el profundo del corazón va a surgir una creación de comunidad nueva. Porque también los pecadores aman a sus semejantes. Cristo es radical, va a la raíz y este mensaje nos acerca al Dios de Jesús, el Perdonador. Nos da el derecho de llamarnos de verdad hijos e hijas de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *