Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 14 de noviembre de 2019

Lc 17, 20-25: El reino de Dios está presente

Gertrudis (1302) Primera lectura: Sab 7, 22–8, 1 La Sabiduría es un espíritu santo Salmo responsorial: Sal 118, 89-91. 130. 135. 175

Los fariseos le preguntaron a Jesús cuándo iba a llegar el reino de Dios y Jesús les respondió: La llegada del reino de Dios no está sujeta a cálculos; 21ni dirán: míralo aquí, míralo allí. Pues está entre ustedes. 22Después dijo a los discípulos: Llegarán días en que ustedes desearán ver uno de los días del Hijo del Hombre y no lo verán. 23Si les dicen: Míralo aquí, míralo allá, no vayan ni les sigan. 24Porque así como el relámpago brilla desde un extremo al otro del cielo, así será el Hijo del Hombre cuando llegue su día. 25Pero primero tiene que padecer mucho y ser rechazado por esta generación.

Comentario

“El Reino de Dios está entre ustedes”, es decir, entre nosotros. Porque el Reino o reinado de Dios no es otra cosa que el señorío, la soberanía de Dios en el corazón de la humanidad. Cuando la humanidad derribe los muros del egoísmo, la codicia y prepotencia y deje lugar a Dios, entonces podremos decir que el reinado de Dios se está realizando en medio de nuestra historia. El Reino de Dios no se impone por la fuerza, no es tampoco portentoso o ruidoso. Como lo hemos visto en algunas parábolas, es semilla, fermento, fuerza interior que va transformando
al ser humano firme pero imperceptiblemente. El Reino de Dios no es un sistema político ni tampoco un sistema religioso. Es la fuerza vigorosa y transformante de Dios que va creando y recreando todo según su plan de salvación. A nosotros nos corresponde disponer todas nuestras facultades y dimensiones para que Dios actúe en nosotros y a través de nosotros. ¿Qué signos del Reino de Dios percibes en tu vida, en tu familia y comunidad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *