Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 14 de mayo de 2020

Jn 15, 9-17: Ustedes no me eligieron

Matías, apóstol (s. I) 14 Primera lectura: Hch 1, 15-17.20-26 Asociaron a Matías Salmo responsorial: Sal 112, 1-8

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Como el Padre me amó así yo los he amado: permanezcan en mi amor. 10Si cumplen mis mandamientos, permanecerán en mi amor; lo mismo que yo he cumplido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. 11Les he dicho esto para que participen de mi alegría y sean plenamente felices. 12Éste es mi mandamiento: que se amen unos a otros como yo los he amado. 13Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por los amigos. 14Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando. 15Ya no los llamo sirvientes, porque el sirviente no sabe lo que hace su señor. A ustedes los he llamado amigos porque les he dado a conocer todo lo que escuché a mi Padre. 16No me eligieron ustedes a mí; yo los elegí a ustedes y los destiné para que vayan y den fruto, un fruto que permanezca; así, lo que pidan al Padre en mi nombre él se lo concederá. 17Esto es lo que les mando, que se amen unos a otros.

Comentario

El crecimiento de la comunidad cristiana queda demostrado con los números que Lucas registra; son números simbólicos. De una parte, con ellos se muestra la pujanza incontenible del nuevo pueblo de Dios que, por la otra, requiere de líderes a su cabeza. Ese cuadro del liderazgo tiene connotación escatológica. Detrás de la elección de Matías está la idea de que Dios visitará a su pueblo cuando todos los dispersos de Israel sean reunidos ante el Señor. La función de los Doce es simbólica y testimonial. Tienen su lugar en el imaginario de un pueblo y de unos tiempos mesiánicos, los que hasta ahora rigen en la Iglesia. El liderazgo apostólico es, por las líneas del texto, testimonial. El grupo escoge a alguien que tenga experiencia discipular de primera mano, por haber seguido a Jesús desde el Jordán hasta su Ascensión. Se trata de haber aprendido a vivir como Jesús, para entrar en diálogo con todas las naciones y promover el proyecto del discipulado universal. ¿Qué tipo de liderazgo aportamos a nuestra comunidad de fe?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *