Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 14 de junio de 2021

Mt 5, 38-42: No hagan frente a quien les agravia

Anastasio, Digna y Félix, mártires (s. IX) 2Cor 6, 1-10: Somos servidores de Dios Salmo 97: El Señor da a conocer su victoria

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Ustedes han oído que se dijo: Ojo por ojo, diente por diente. 39Pues yo les digo que no opongan resistencia al que les hace mal. Antes bien, si uno te da una bofetada en tu mejilla derecha, ofrécele también la otra. 40Al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica déjale también el manto. 41Si uno te obliga a caminar mil pasos, haz con él dos mil. 42Da a quien te pide y no des la espalda a quien te pide prestado.

Comentario

La Ley del Talión intentaba proteger al menos una parte del cuerpo para evitar la destrucción total: en este caso los dos ojos. Era imponer al malvado la misma pena del daño que causó. Significaba un mínimo progreso con respecto a la venganza total algo arraigado en lo más profundo del corazón humano. Pero con esa ley el mundo irá quedando poco a poco sin ojos. Se trataba de un orden jurídico muy actual que, por desgracia, todavía está arraigado en la vida humana. Jesús desde el nuevo código del Reino, el código de las bienaventuranzas nos pide el amor para los que causan la violencia y el mal. Es como la antítesis de la ley del Talión. Esta es la paradoja del cristianismo hacer el bien a los que nos maltratan, rezar por los que nos persiguen. Se rompe el orden jurídico por el nuevo orden del amor sin límites. Al orden jurídico se impone el orden del amor. Esa manera de vivir, que es la esencia del Evangelio, es el único camino para ser felices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *