Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 13 de mayo de 2021

Jn 16, 16-20: Su tristeza se convertirá en alegría

Nuestra Señora de Fátima 13 Hch 18, 1-8: Predicaba en la sinagoga Salmo 97: El Señor revela a las naciones su victoria

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: Dentro de poco ya no me verán y poco después me volverán a ver. 17Los discípulos comentaban entre sí: ¿Qué es lo que dice? Dentro de poco ya no me verán, y poco después me volverán a ver; y qué significa eso de: Voy al Padre. 18Y decían: ¿A qué poco se refiere? No entendemos lo que dice. 19Jesús comprendió que querían preguntarle y les dijo: Ustedes discuten entre sí qué significan mis palabras: dentro de poco ya no me verán y poco después me volverán a ver. 20Les aseguro que ustedes llorarán y se lamentarán mientras el mundo se divierte; estarán tristes, pero esa tristeza se convertirá en gozo.

Comentario

El anuncio de la partida de Jesús se expresa en dos movimientos: no me verán y me volverán a ver. Las dos expresiones están mediadas por “dentro de poco”. Para Jesús es un tiempo breve, para los discípulos, angustiados y miedosos parece un tiempo muy largo. No alcanzan a comprender las palabras de Jesús y por eso generan preguntas. Para Jesús el asunto está muy claro. Su partida al Padre no implica abandono total. Su retorno al Padre es la “condición” necesaria para que venga el Espíritu Santo. El Padre y el Hijo (Jesús) enviarán inmediatamente al Espíritu que es el fruto del amor de los dos. Por eso, la tristeza de los discípulos será pasajera. Luego vendrá la alegría del Espíritu. Muchas veces pasa en la Iglesia. A veces agotados por tantos problemas de toda índole se siente el desánimo. Pero ahí está Jesús enviando el Espíritu para mantener arriba el ánimo y el vigor de los creyentes. ¿Has experimentado el don de la alegría del Espíritu? ¿Cuándo? ¿Cómo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *