Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 13 de abril de 2021

Jn 3, 7-15: Nadie ha subido al cielo

Martín I, papa y mártir (655) Hch 4, 32-37: Todos tenían un solo corazón Salmo 92: El Señor reina, vestido de majestad

En aquel tiempo Jesús dijo a Nicodemo: Tienes hay que nacer de nuevo. 8 El viento sopla hacia donde quiere: oyes su rumor, pero no sabes de dónde viene ni adónde va. Así sucede con el que ha nacido del Espíritu. 9 Le respondió Nicodemo: ¿Cómo puede suceder esto? 10Jesús le respondió: Tú eres maestro de Israel, ¿y no entiendes estas cosas? 11Te lo aseguro: nosotros hablamos de lo que sabemos, y damos testimonio de lo que hemos visto, pero ustedes no aceptan nuestro testimonio. 12Si no creen cuando les hablo de las cosas de la tierra, ¿cómo creerán cuando les hable de las cosas del cielo? 13Nadie ha subido al cielo si no es el que bajó del cielo: el Hijo del Hombre. 14Como Moisés en el desierto levantó la serpiente, así ha de ser levantado el Hijo del Hombre, 15para que quien crea en él tenga vida eterna.

Comentario

Nacer del Espíritu es entrar en la dinámica de la libertad y total disponibilidad en las manos de Dios. El tiempo del Espíritu abre al creyente a un nuevo dinamismo que le permite superar barreras de todo género. La promesa salvífico liberadora de Dios revelada plenamente en la persona de Jesús desborda los límites étnicos, culturales, nacionales. Pero no es fácil comprender este dinamismo del Espíritu. Así como a Nicodemo le resultó complicado entender lo que Jesús le decía. Así también muchos cristianos creemos que somos los dueños absolutos de la promesa salvadora de Dios, que los demás que no son miembros de la Iglesia o seguidores de Jesús no participan de esta gracia que desborda todo límite. El concilio Vaticano II, los pontífices posconciliares y, especialmente, el papa Francisco han insistido en la urgente necesidad de buscar la unidad entre los cristianos de todas las Iglesias, los creyentes de todas las religiones y entre todos los seres humanos. ¿Cómo vives el pluralismo religioso en tu vida y en tu comunidad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *