Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 12 de junio de 2021

Lc 2, 41-51: Conservaba todo en su corazón

Inmaculado Corazón de María Is 61, 9-11: Desbordo de gozo con el Señor Interleccional 1Sm 2, 1.4-8: Mi corazón se regocija en el Señor, mi Salvador

En aquel tiempo, para la fiesta de Pascua iban sus padres todos los años a Jerusalén. 42Cuando cumplió doce años, subieron a la fiesta según costumbre. 43Al terminar ésta, mientras ellos se volvían, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres lo supieran. 44Pensando que iba en la caravana, hicieron un día de camino y se pusieron a buscarlo entre los parientes y los conocidos. 45Al no encontrarlo, regresaron a buscarlo a Jerusalén. 46Luego de tres días lo encontraron en el templo, sentado en medio de los doctores de la ley, escuchándolos y haciéndoles preguntas. 47Y todos los que lo oían estaban maravillados ante su inteligencia y sus respuestas. 48Al verlo, se quedaron desconcertados, y su madre le dijo: Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados. 49Él replicó: ¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que yo debo estar en los asuntos de mi Padre? 50Ellos no entendieron lo que les dijo. 51Regresó con ellos, fue a Nazaret y siguió bajo su autoridad. Su madre guardaba todas estas cosas en su corazón.

Comentario

Hoy celebramos la fiesta del Inmaculado Corazón de María. El texto presenta el relato de la peregrinación de José, María y Jesús, de doce años, a Jerusalén. Al regreso no va con sus padres sino que se queda en el templo… cuando lo encuentran y le interrogan sobre su proceder les da una respuesta inesperada: “¿No sabían que debo estar en las cosas de mi padre?”. Aunque no lo comprendan, con estas palabras, las primeras que pronuncia Jesús en el Evangelio, les está diciendo que su relación con el Padre celestial es más importante que su relación con ellos. Y María guardaba todas estas cosas en su corazón. Ella va meditando y haciendo memoria de los acontecimientos incomprensibles de los que ha sido testigo: la visita de los pastores al recién nacido y el relato de los ángeles que daban gloria a Dios, las palabras de Simeón que le habían advertido sobre la espada que atravesaría su corazón… y ahora graba la respuesta tan rara de su hijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *