Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 11 de septiembre de 2021

Lc 6, 43-49: ¿Por qué no hacen lo que digo?

Mártires Carmelitas (1792) 1Tim 1, 15-17: Vino al mundo para salvarnos Salmo 112: Bendito sea el nombre del Señor por siempre

En aquel tiempo, decía Jesús a sus discípulos: No hay árbol sano que dé fruto podrido, ni árbol podrido que dé fruto sano. 44Cada árbol se reconoce por sus frutos. No se cosechan higos de los cardos ni se vendimian uvas de los espinos. 45El hombre bueno saca cosas buenas de su tesoro bueno del corazón; el malo saca lo malo de la maldad. Porque de la abundancia del corazón habla la boca. 46¿Por qué me llaman: ¡Señor, Señor!, si no hacen lo que les digo? 47Les voy a explicar a quién se parece el que acude a mí, escucha mis palabras y las pone en práctica. 48Se parece a uno que iba a construir una casa: cavó, ahondó y colocó un cimiento sobre la roca. Vino una crecida, el caudal se precipitó contra la casa, pero no pudo sacudirla porque estaba bien construida. 49En cambio, el que escucha y no las pone en práctica se parece a uno que construyó la casa sobre la arena, sin cimiento. Se precipitó el caudal y la casa se derrumbó. Y fue una ruina colosal.

Comentario

La parábola de la casa construida sobre roca, representa una llamada significativa para una época que necesita cambios. Durante los últimos años hemos sido testigos de que este modelo económico neoliberal rompe con el circuito “vital” de la vida (valga la redundancia) porque a costa de proteger a unos pone en peligro a otros. Este modelo además de socavar una profunda y creciente desigualdad entre las personas, la radicaliza con la naturaleza. Por eso, se hace urgente poner en práctica acciones como: cuidar el agua, los animales y a nosotros mismos. De acuerdo con esto, el llamado de Jesús a sus discípulos, a través de la parábola, es claro. Muchos escuchamos atentamente sus palabras y comprendemos sus implicaciones, pero Jesús no pronuncia la parábola para eso, sino para que se practiquen sus enseñanzas, no son una cátedra para hacer el bien sino muestra el bien que debemos hacer. Ahora qué reflexionas esta Palabra, ¿qué estás haciendo para edificar tu proyecto vida en Jesús?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *