Publicado el 1 comentario

Evangelio del día y comentario – 11 de marzo de 2021

Lc 11, 14-23: Quien no está conmigo está contra mí

En aquel tiempo estaba Jesús echando un demonio que era mudo. Cuando salió el demonio, habló el mudo; y la multitud se admiró. 15Pero algunos dijeron: Expulsa los demonios con el poder de Belcebú, jefe de los demonios. 16Otros, para ponerlo a prueba, le pedían una señal del cielo. 17Él, leyendo sus pensamientos, les dijo: Un reino dividido internamente va a la ruina y se derrumba casa tras casa. 18Si Satanás está dividido internamente, ¿cómo se mantendrá su reino? Porque ustedes dicen que yo expulso los demonios con el poder de Belcebú. 19Si yo expulso los demonios con el poder de Belcebú, ¿con qué poder los expulsan los discípulos de ustedes? Por eso ellos los juzgarán. 20Pero si yo expulso los demonios con el dedo de Dios, es que ha llegado a ustedes el reino de Dios. 21Mientras un hombre fuerte y armado guarda su casa, todo lo que posee está seguro. 22Pero si llega uno más fuerte y lo vence, le quita las armas en que confiaba y reparte sus bienes. 23El que no está conmigo está contra mí. El que no recoge conmigo desparrama.

Reflexión

La realidad es irrefutable, como reza el dicho “contra los hechos no valen argumentos”. La realidad se impone por su evidencia. Sin embargo, lo que vemos en el evangelio es que los datos son interpretables y que su interpretación debe ser coherente con un marco de referencia al que llamamos contexto. Jesús refiere a ese contexto para defender sus poderosas acciones liberadoras; las mismas que sus contemporáneos adjudican a su jerarquía de emisario del mal. En el proyecto del Reino, muchas veces los esfuerzos evangelizadores se diluyen porque no están insertos en una tela que les dé unidad y coherencia que les provea de mayor alcance. Cada discípulo parece evangelizar por su cuenta, y termina provocando más división que impulso vital en la comunidad cristiana. Es como si el quehacer evangelizador fuera asunto individual. El llamado de Jesús es a trabajar contextualmente, es decir, considerando no solo las obras buenas, sino colocándolas en relación más amplia con la historia y sentido de pertenencia al pueblo de Dios. ¿Cómo se nota que el Reino de Dios ha llegado a nosotros?

1 comentario en “Evangelio del día y comentario – 11 de marzo de 2021

  1. Yo creo que hoy en día pasándolo en la realidad muchos que hablen de la palabra de Dios, cómo saber quién profetiza la verdad, y quién no, se ven muchas, formas, yo creo que yo en lo partícula, me guió, yo creo por lo que me dice mí corazón, por las obras, dicen más que las palabras, yo lo he probado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *