Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 11 de diciembre de 2019

Mt 11, 28-30: Vengan a mí los que están cansados

En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: Vengan a mí, los que están cansados y agobiados, y yo los aliviaré. 29Carguen con mi yugo y aprendan de mí, que soy tolerante y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su vida. 30Porque mi yugo es suave y mi carga ligera.

Comentario

Ante los fracasos y desilusiones que llueven a diario sobre el ciudadano común, nada remoto resulta caer en el conformismo y la desesperanza. ¿Para qué esforzarse si nada logramos cambiar? Entonces urge darse tiempo para reposar, calibrando metas y trabajos: replantear la trayectoria. No es fácil. Pensemos en el mercado laboral, cada día más cambiante y requiriendo de nuevas habilidades. Más que nunca, los jóvenes, pero sobre todo los mayores, debemos cultivar una amplia gama de habilidades camaleónicas y de especializaciones que faciliten la incorporación a la fuerza laboral sin retardos. Y esto también vale en el terreno de la fe y de la relación personal con Dios. Hay que alimentar la comunicación con Cristo Jesús, a fin de asegurarnos paz interior y descanso. ¿Está Cristo en nuestro horizonte de vida? ¿Lo buscamos? Vale más un grano de arena que una nube de humo y encontrarse con Él en persona que perderse en una multitud. Él es el único que nos regenera en la oración y el trato continuo, donde el horizonte se abre de nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *