Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 10 de marzo de 2021

Mt 5, 17-19: Quien cumpla y enseñe será grande en el Reino

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: No piensen que he venido a abolir la ley o los profetas. No vine para abolir, sino para cumplir. 18Les aseguro que mientras duren el cielo y la tierra, ni una «i» ni una coma de la ley dejará de realizarse. 19Por tanto, quien quebrante el más mínimo de estos mandamientos y enseñe a otros a hacerlo será considerado el más pequeño en el Reino de los cielos. Pero quien los cumpla y los enseñe será considerado grande en el Reino de los cielos.

Reflexión

El evangelio de Mateo teje la continuidad de Jesús con la revelación más autorizada entre los judíos, la ley y los profetas, y no en ruptura con ella. Esa continuidad la expresa en términos de cumplimiento. Para argumentar así, se visualiza un trasfondo de dos telones: el primero es el de la discrepancia de las nuevas enseñanzas cristianas, que alteraban lo consabido, como calendarios y dietas, o la circuncisión y otras regulaciones diarias de los fieles. El segundo telón es el de la interpretación escrituraria, que argumenta que la historia de Jesús cobra sentido cabal solo leyendo las Escrituras. El trasfondo es ciertamente judío, donde la tradición mateana aprendió a tejer lo viejo y lo nuevo, para forjar a su único maestro, Jesús. En nuestras condiciones de vida familiar y social, también se deja sentir esa tensión entre lo antiguo y lo nuevo. Los educadores saben que se trata de tejer la continuidad y no la ruptura para crecer con sapiencia y respeto recíproco. ¿Buscamos ser grandes a los ojos de Dios?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *