Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 10 de junio de 2020

Mt 5, 17-19: He venido a darle plenitud a la ley

Juan Dominici (1420) Primera lectura: 1Re 18, 20-39 Tú eres el Dios verdadero Salmo responsorial: Sal 15, 1-2a.4.5 y 8.11

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: No piensen que he venido a abolir la ley o los profetas. No vine para abolir, sino para cumplir. 18Les aseguro que mientras duren el cielo y la tierra, ni una «i» ni una coma de la ley dejará de realizarse. 19Por tanto, quien quebrante el más mínimo de estos mandamientos y enseñe a otros a hacerlo será considerado el más pequeño en el reino de los cielos. Pero quien lo cumpla y lo enseñe será considerado grande en el reino de los cielos.

Comentario

Después de la caída de Jerusalén en manos de los romanos en el año 70, los judíos se quedaron sin Templo y por tanto sin sacerdocio ni sacrificios. En esas circunstancias, un grupo de rabinos reorganizaron el judaísmo en torno a la Ley y la Torá para no desaparecer. Pero en el seno del judaísmo había un grupo de discípulos y discípulas de Jesús de Nazaret que aceptaban la Ley, pero no como autoridad inmutable, sino que la interpretaban de acuerdo a las enseñanzas de su Maestro. Como consecuencia de esto, fueron expulsados de las sinagogas. En esta parte del Sermón del Monte se expresa la posición de Jesús ante la Ley. Se enfatiza que Él no rechazó la Ley, sino que le dio verdadero sentido al promulgar la práctica de amor por sobre la observancia de preceptos. Esta afirmación era importante para las comunidades mateanas que eran acusadas de traición a la Ley. Vale la pena preguntarnos cuál es nuestra relación con la ley y los preceptos y de qué manera la transmitimos a otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *