Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 1 de marzo de 2021

Lc 6, 36-38: Perdonen y serán perdonados

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Sean compasivos como es compasivo el Padre de ustedes. 37No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados. Perdonen y serán perdonados. 38Den y se les dará: recibirán una medida generosa, apretada, sacudida y rebosante. Porque con la medida que ustedes midan serán medidos.

Reflexión

Las palabras de Jesús van a contrapelo de lo que suele escucharse en círculos de competencia, sean estos la escuela, el hogar, el comercio o el mercado de las religiones inclusive. En una competencia hay que prevalecer, someter, dominar al adversario porque, de otro modo, él terminará por triunfar sobre ti. Solo que, en la dinámica liberadora del Reino, la expectativa no la crean los compañeros del círculo, sino Dios, nuestro Padre. Él espera que seamos como Él, y a esto responde el comportamiento de los discípulos de Jesús. Las conductas discipulares no son reacciones espontáneas, ni “naturales”, en el sentido de que broten de nuestro carácter innato, pues ese estado natural lo hemos perdido o sofocado, en el mejor de los casos. La compasión, el perdón y la generosidad son actitudes a cultivar y transmitir deliberadamente por ningún otro afán que el de convertirnos en hijos de Dios. Esto son los discípulos de Jesús. El Evangelio nos pide recrear la dinámica del Reino en nuestros círculos sociales. ¿Nos guía la bondad de Dios?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *