Publicado el Deja un comentario

Evangelio del día y comentario – 22 de octubre de 2019

Lc 12, 35-38: Tengan las lámparas encendidas

Juan Pablo II (2005) Primera lectura: Rom 5, 12.15b.17-21 Cuánto más vivirán por Jesucristo Salmo responsorial: Sal 39, 7-10. 17

Tengan la ropa puesta y las lámparas encendidas. 36Sean como aquellos que esperan que el amo vuelva de una boda, para abrirle en cuanto llegue y llame. 37Dichosos los sirvientes a quienes el amo, al llegar, los encuentre despiertos: les aseguro que él mismo recogerá su túnica, los hará sentarse a la mesa y les irá sirviendo. 38Y si llega a medianoche o de madrugada y los encuentra así, dichosos ellos.

Comentario

Tengan las lámparas encendidas es una bella imagen que nos habla de la necesidad de salir de sí mismo al encuentro del otro, de estar atentos aún cuando todos duermen. Estar despiertos y dispuestos para recibir al que está llegando significa que la misión se completa tan solo cuando atiendo la llamada del que toca mi puerta. La Palabra insiste en que nuestra salvación es junto con otros, porque el proyecto de Dios es salvación en solidaridad de todos los miembros de su pueblo. En esto se manifiesta la solidaridad real, tanto en la fragilidad como en la fortaleza, de la humanidad entera construyendo una justicia incluyente. Cuando comprendemos que necesitamos del otro para nuestra salvación, no podemos quedarnos tranquilos en la comodidad de nuestro propio bienestar. Porque si el otro aún sufre injusticia, no ha llegado la salvación tampoco para mí. ¿Quiénes están llamando a mi puerta? ¿Está dispuesto y atento mi corazón a esta oportunidad de hacer efectiva la justicia que se me ofrece?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *