Evangelio del día y comentario – 14 de enero de 2020

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Mc 1, 14-20: ¿Qué tienes que ver con nosotros, Jesús?

Llegaron a Cafarnaún y el sábado siguiente entró Jesús en la sinagoga a enseñar. 22La gente se asombraba de su enseñanza, porque les enseñaba con autoridad, no como los letrados. 23En aquella sinagoga había un hombre poseído por un espíritu inmundo, 24que gritó: ¿Qué tienes que ver con nosotros, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Consagrado por Dios. 25Jesús le increpó: Calla y sal de él. 26El espíritu inmundo lo sacudió, dio un fuerte grito y salió de él. 27Todos se llenaron de estupor y se preguntaban: ¿Qué significa esto? Es una enseñanza nueva, con autoridad. Hasta a los espíritus inmundos les da órdenes y le obedecen. 28Su fama se divulgó rápidamente por todas partes, en toda la región de Galilea.

Comentario

Enseñar y hablar con autoridad significa respaldar con la vida lo que dicen las palabras. La enseñanza no es solo trasmisión de ideas y conceptos. La enseñanza es comunicación de una profunda experiencia de vida capaz de impactar a las personas que están escuchando. Cuando las palabras están avaladas por las actitudes, acciones y gestos cotidianos es lo que denominamos “autoridad moral”. Hace lo que dice y dice lo que hace. En eso consiste la autoridad de Jesús, su autenticidad de vida. Precisamente por esa coherencia es capaz de expulsar y derrotar los espíritus malignos encarnados en las estructuras religiosas representadas en la sinagoga. Jesús es fuente de vida y libertad y eso hace que todo poder de dominio quede derrotado ante su presencia y por su palabra. Cuánta coherencia y autenticidad de vida necesitamos hoy como Iglesia, como creyentes en el Dios de la vida y seguidores de Jesús de Nazaret. Solo cuando tengamos autoridad como la de Jesús seremos capaces de derrotar los “espíritus malignos” encarnados en nuestras estructuras sociales y religiosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *